viernes , noviembre 15 2019
Home / Plan Pastoral

Plan Pastoral

Nuestro caminar en el Plan Pastoral 

La propuesta del Plan Diocesano de Renovación y Evangelización está basada en una metodología prospectiva, es decir, que mira hacia el futuro no como una ilusión, sino como una esperanza que ve en el trayecto del presente al futuro una oportunidad de crecer y cambiar.

También la Propuesta Pastoral nos exige el conocimiento del pasado, el papa Francisco nos dice que: “La memoria es una dimensión de nuestra fe”. E.G. #3, el PRED se nos muestra como una estrategia y herramienta que organiza, dinamiza, armoniza y facilita el trabajo pastoral, tiene unos elementos básicos y estratégicos, a saber:

La realidad: Nos sitúa en donde estamos, nos lleva a reflexionar y ser conscientes de lo que somos y tenemos, de nuestras fortalezas y debilidades. La realidad es reconocer lo que somos como Diócesis.

El Ideal: Nos invita a mirar al futuro, a proyectarnos, el ideal no puede ser fantasioso ni utópico, debe ser realista y encarnado, si en la realidad reconocemos quiénes somos, en el ideal decidimos quiénes queremos ser.

El camino: El paso de la realidad al ideal no se logra por arte de magia, ni es un salto al vacío, es un proceso, un camino. El recorrido que desde la realidad nos lleva al ideal, exige moverse, cambiar, convertirse. Este proceso está graduado en etapas, en las que vamos madurando a paso lento, pero seguro. Emprender el camino de la renovación es comenzar a conquistar el ideal al que deseamos llegar.

La espiritualidad de comunión: Es el corazón, el motor del Plan Pastoral. Como Iglesia, cuerpo de Cristo, buscamos la común unidad de los bautizados; el individualismo egoísta nos aparta y hace imposible que avancemos armónicamente en el camino de la fe; miremos con gozo a la Santísima Trinidad, tres personas distintas, pero son un solo Dios verdadero, permanece unido por la solidaridad y el amor. Nuestro camino de renovación en el anuncio del Evangelio se hace en equipo, en comunidad que cada día se hace más pueblo de Dios.

Los criterios de evangelización: Son las líneas de trabajo o directrices para el trabajo pastoral, nos permite saber qué queremos lograr, quiénes lo vamos a hacer, a quiénes va dirigido y cómo lo vamos a lograr, por algún modo, son las líneas sobre las que avanza nuestro tren.

Estos cinco elementos componen nuestra estrategia pastoral para una Diócesis renovada y en comunión, en la que todos nos sentimos parte y corresponsables de la instauración del reino de Dios que transforma la cultura con la fuerza del Evangelio.

¿Dónde estamos en el Plan?

Somos una comunidad diocesana que tiene un Plan pastoral; un caminar de 25 años; y es importante ubicarnos en qué etapa de nuestro caminar nos encontramos. Estamos viviendo la Segunda Etapa del Plan de Pastoral, llamada Pre- catecumenal, que nos invita a sentirnos parte de la Iglesia y a redescubrir una serie de elementos preciosos que con el paso del tiempo se han hecho comunes y hasta ordinarios, a tal punto de perder su valor, tales como: la Biblia, la fe y Jesucristo.

El 2015 comenzamos la aventura de redescubrir la fe, después de habernos encontrado con la Palabra de Dios y buscar asumirla como parte integrante de nuestra vida espiritual comunitaria, familiar, y laboral. Cuando planteamos “redescubrir la fe” no lo hacíamos desde aquel que no tiene fe, sino desde ese acostumbrarse a ella y por tanto conviene que la miremos otra vez, que la deseemos tener, que vuelva a tener su brillo y esplendor.

Después de buscar el redescubrir la fe, el 2016 nos hemos encaminado a fortalecer la fe que hemos recibido, que vivimos, que celebramos y que nos identifica en cada comunidad, viviendo las actitudes de Jesús y las obras de misericordia que nos proponía la Iglesia universal.

A finales del 2016 en nuestra asamblea diocesana de evaluación, nos dimos cuenta de que los lineamientos que animan el PRED eran desconocidos por muchos de nuestros agentes pastorales y otros no vivían el espíritu que anima al plan pastoral. Por eso, que para el 2017; 2018 propusimos una dinámica de crear lo que no existe, fortalecer lo que está débil e integrar lo disperso. De esa manera cada nivel de pastoral en la situación que se encuentre debe caminar con el mismo espíritu del Plan.

Continuamos nuestro caminar; en este 2019 entramos a la tercera fase de nuestro Plan pastoral que hace realce en centrarnos en la persona de Cristo; en este primer año redescubriremos las actitudes con que Cristo vivió su relación con Dios y los hombres de su tiempo.

En este contexto nuestra Diócesis cumple 75 años de creación y 25 años de caminar de nuestro PRED.  Son momentos muy significativos y para esto nuestro obispo como acción de gracias por los 75 años lo declaró año jubilar. Y en el espíritu del jubileo bíblico celebraremos este año, haciendo énfasis en las actitudes que tuvo Cristo para la gente de su tiempo y que nos sirve para nuestra celebración.

Facebook